Brno

Patrimonio cuidado, sin fachadas de edificios ennegrecidas por la polución,  jóvenes poblando  las calles, ofertas culturales múltiples, restaurantes de nivel,  alegría en las calles y dinero en movimiento a más  velocidad  de la que los  coches  circulan por las calles. 

Síguenos en Instagram

Síguenos en YouTube