Litomyšl: la Bohemia más bohemia

Toda una actitud frente a la vida: el ánimo despreocupado y la pasión por el arte distinguen a esta localidad bohemia, en todo el sentido de la palabra.

Por: Arturo Torres Landa

Publicado: Febrero 10, 2020

Bohemia no es sólo un lugar, sino también un estilo de vida. Al menos eso es lo que un grupo de artistas franceses del siglo XIX opinaba del modo libre y despreocupado de los gitanos provenientes de la Bohème, la República Checa. 

Litomyšl destila mucho de ese aire artístico, bohemio. Esta ciudad de la Bohemia oriental se presenta al viajero tranquila y silenciosa, pero presume ser cuna de uno de los compositores más importantes de la música clásica: Bedřich Smetana, autor de algunos famosos valses.

Una vez que mi oído se había acostumbrado ya al silencio de esa mañana, de la nada irrumpieron las voces de un coro de niños que ensayaba en la escuela primaria de la localidad. Así, al caminar por Litomyšl, son muchas las formas en que se manifiesta el arte: en la plaza Smetanovo se puede ver a la gente tomando un café debajo de las arcadas mientras lee o escribe; a la sombra de la torre gótica del ayuntamiento, los niños caminan con sus chelos en la espalda, listos para la lección de música. Incluso el arte gráfico y la literatura conviven con el paseante en Litomyšl, pues los muros de la calle Tereza Novákové se encuentran esgrafiados con los grabados de La Novela Sangrienta de Josef Váchal, pintor y autor de la vanguardia checoslovaca de los años veinte. 

Desde la misma calle Novákové se divisa el blanco castillo renacentista de Litomyšl, una joya arquitectónica rodeada por jardines y modernas esculturas de bronce. Pronto descubro que, más que una joya, este edificio es un relicario: sus muros esgrafiados, sus arcadas renacentistas, sus salones ricamente decorados y la brillante capilla blanca que aloja en su interior, dan cuenta de por qué este castillo resguarda, detrás de sus paredes, más de lo que su fachada delicada aparenta. “Tesoros detrás de los muros”, pienso. Tesoros como el que señalara la Dama Blanca a aquél duque de la leyenda. Y aún me faltaba uno más por descubrir. 

En el nivel superior del recinto me encuentro con la guía y curadora de la colección del castillo. Impaciente y osca, abre una gran puerta de madera ubicada a mitad del pasillo y me invita a entrar. 

Entonces penetro al impresionante teatro barroco, un recinto profusamente decorado y construido completamente con madera, desde las butacas hasta los palcos. Incluso el telón está elaborado tallado en madera y pintada a mano. A pesar del sepulcral vacío, uno se imagina las funciones de opereta y los aplausos de los invitados que en este pequeño teatro intimaban con la música, con el arte.

Pero la impaciente guía rompe de la nada el encanto, recordándome que el tour está por terminar, que es hora de bajar el telón.  “Vámonos…”, ordena. “No queremos dejar a nadie encerrado y que, a partir de hoy, este lugar también esté habitado por fantasmas que hablan español…”, dice con una sonrisa de lado. 

Mientras cierra la puerta del teatro, para devolverlo a su espeso silencio, saca de un bolso que cuelga de su cintura un enorme manojo de llaves: grandes, pesadas, antiguas; dignas de un castillo. Llaves como las que portara la Dama Blanca en sus apariciones, un signo de que un evento afortunado le sucederá a quien las viera. 

Yo, por mi parte, no dejo de mirarlas. 

En este país de magia y embrujos, de cerveza y pan, nunca se sabe en qué momento una leyenda se pueda convertir en realidad.

 

Dónde dormir

Hotel Aplaus

Šantovo náměstí 181, Litomyšl.

T. (+420) 461 614 900

hotel-aplaus.cz

 

Dónde comer

Restaurante Bohém

En el interior del Hotel Aplaus

T. (+420) 461 614 901

 

Para seguir leyendo

Český Krumlov: la rosa de cinco pétalos. 

Telč: un pueblo de pastel. 

 

*Publicado originalmente en la desaparecida revista mexicana Bleu&Blanc.

 

Canales relacionados

Experiencia viajera
República Checa: embrujos de cerveza y vals

Bohemia. Su sola mención evoca otros tiempos. Nos suena a feliz reino en medio de las montañas, con pueblos de pan y cañadas de cerveza. Se antoja vocablo salido de algún libro de alquimia, un “abracadabra” convertido en país. Con ello en mente, nos paseamos en la hoy llamada República Checa por calles, tabernas y un castillo donde, a la orilla de la noche, resuenan los relatos de magia y hechizos de cuando ese territorio era simplemente Bohemia.

Experiencia viajera
Pilsen: dorada, refrescante y genial

Cuando se menciona a esta ciudad lo primero que viene a la mente es una cerveza fría rebosante de espuma. Cuando la visitas, te encuentras una pujante urbe industrial con mucho estilo y un encantador centro histórico. Y cuando te adentras en su personalidad, descubres algunos rincones geniales.

Experiencia viajera
Chequia, entre el misticismo y la espiritualidad

Si cuando viajas te gusta escuchar leyendas, buscas lugares envueltos en un halo mágico o donde, según cuentan, se concentran energías, esta ruta por la Chequia más mística y espiritual es para ti.

Experiencia viajera