Museo Slivovice de Praga: un licor con 400 años de tradición

Los famosos aguardientes de frutas slivovice honran su larga historia en un entretenido museo ubicado muy cerca del Castillo de Praga. Allí podrás aprender sobre los secretos de la elaboración de licores, pasar un agradable momento y degustar las especialidades de la destilería fundada por Rudolf Jelínek. 

Por: Jess Garbarino

Publicado: Febrero 13, 2023

A los pies del Castillo de Praga, en una bella casa del siglo XVII, se encuentra uno de esos museos que además de aportar información interesante a los visitantes, también interpela sus sentidos, en este caso con el sabor picante del aguardiente y los aromas dulces de la ciruela. El Museo Slivovice R. Jelínek, dedicado al licor más típico de la región de Vizovice, sin falta pone de buen ánimo a quienes deciden recorrer sus salas y, como broche de oro, catar algunas de sus espirituosas propuestas.

Larga historia

La primera referencia escrita de una destilería en el feudo de Vizovice data de 1585. Las condiciones climáticas de esa región resultaban óptimas para el desarrollo de los árboles frutales, en especial los ciruelos, de modo que a mediados del siglo XVIII comenzó a producirse el slivovice, un licor que con el tiempo se volvió célebre y conquistó paladares del mundo entero. La destilería del visionario Rudolf Jelínek, fundada en 1894, ha sido artífice del éxito de la bebida más allá de las fronteras checas y responsable de mantener esta tradición que ya suma cuatro siglos.

Una casa a orillas del río Moldava

Para celebrar tan larga trayectoria, la destilería abrió las puertas del Museo Slivovice R. Jelínek de Praga en 2019. Con ese objetivo, la empresa había comprado ocho años antes una hermosa casa de principios del siglo XVII construida originalmente como albergue de estudiantes católicos de Lužice. Con los años, tras dejar de funcionar como seminario, la propiedad había cambiado de propietarios varias veces, sin embargo, su dueña más célebre fue la actriz de cine y teatro Slávka Budínová. Las inundaciones de 2002 dañaron seriamente la vivienda, que luego sufrió también el abandono, hasta que en 2011 se iniciaron las tareas de reconstrucción para transformarla en el Museo Slivovice R. Jelínek.

Museografía interactiva

El concepto del museo es integral y abarca los diferentes aspectos relacionados con el tradicional aguardiente checo. La exposición permite al visitante conocer la historia de la empresa, el proceso de la producción de los licores y el portafolio de la marca de una manera muy atractiva. Mediante modernas tecnologías es posible, por ejemplo, echar un vistazo al ciclo de vida de un ciruelo. Aunque los visitantes coinciden en mencionar que su atracción favorita del museo es el espectáculo en 5D con realidad virtual, que muestra de una manera asombrosa la transformación de las ciruelas en aguardiente.

El recorrido por las diferentes salas termina, como debe ser, en el bar de degustación con una prueba de tres licores de frutas acompañados de canapés. Sin embargo, para quienes no beben alcohol, existe la posibilidad de saborear allí una rica limonada casera de ciruelas.

Por último, el museo también cuenta con una tienda de recuerditos, donde se pueden comprar todos los productos de la marca R. Jelínek, para llevarse a casa parte de la experiencia vivida en el museo.

 

Más información: siivovitzmuseum.com
U Lužického semináře 116, Praga 1, Chequia.

 

Canales relacionados

Cultura
Pardubice, un destino desconocido pero muy atractivo

A una hora al este de Praga, en tren o en coche, y, atención, a menos de tres desde Alicante, con un vuelo directo de compañía low cost, está Pardubice. Esta ciudad es muy interesante para conocerla, debido a todo lo que posee, y para emplearla como cuartel general, desde la que visitar toda Chequia, por ser un nudo de comunicaciones.

Aventura Cultura Experiencia viajera Patrimonio
Praga en invierno, visitas originales para mayores y pequeños

¿Cuál es la mejor época para viajar a Praga? Esta es una pregunta habitual que no tiene una respuesta única porque depende de los gustos y necesidades de cada persona, y cada estación ofrece un buen abanico de propuestas para disfrutar de la capital checa. Pero si vas a Praga en invierno, y aprovechas el Puente de Diciembre, los días de Navidad o las vacaciones de Carnaval para hacer una escapada, lo que encontrarás allí formará parte de tus mejores recuerdos para siempre. Si quieres saber por qué, sigue leyendo...

Arte Cultura Patrimonio Sabores
Třeboň: diabluras encantadoras

Cada aspecto del bucólico y bello pueblo de Třeboň, en Bohemia del Sur, está relacionado con el sofisticado sistema de estanques y canales que lo rodean, donde aseguran que hasta el diablo metió la cola, pero para bien.

Arquitectura Aventura Cultura Experiencia viajera