PASTELITOS DE HANÁ: Moravia en un bocado

El requesón es un ingrediente muy común en la gastronomía de la región de Moravia Central y es el corazón de estos bocaditos dulces que son pura tradición.

Por: Jess Garbarino

Publicado: Enero 28, 2021

Ingredientes

Masa:

1 kg de harina

500 ml de leche

Pizca de azúcar

2 cucharaditas de polvo para hornear

3 yemas

250 gr de aceite

Mantequilla rallada

Relleno:

200 g de azúcar molido

100 g de pasas

500 g de requesón

2 yemas

cáscara de limón

un poco de leche

Migas para la superficie:

100 g de mantequilla

100 g de harina

100 g de azúcar glass

Un chorrito de ron (opcional)

Preparación

Mezclar bien los ingredientes para formar la masa y dejar levar durante dos horas.

Mezclar el requesón y el resto de los ingredientes del relleno. Reservar.

Preparar un arenado con todos los ingredientes de las migas, que se usarán para cubrir la superficie de cada pastelito. Reservar.

Pasadas las dos horas, estirar la masa con el palote de cocina y cortar pequeños círculos con un vaso. En el centro de cada círculo de masa se coloca un poco de relleno y se envuelve formando una bolita. Luego se untan con mantequilla, se cubren con una pequeña cantidad de masa de migas y se hornean a 180ºC por 40 minutos o hasta que estén dorados.

Moravia es una delicia

Moravia Central es una región que propone interesantes experiencias y también ricos sabores.

El famoso slivovice, por ejemplo, es un aguardiente de ciruela y otras frutas, muy característico de la región. La más famosa entre las destilerías que producen bebidas destiladas de fruta es la Rudolf Jelínek en Vizovice. Aunque sus raíces datan del siglo XVI, la empresa como tal fue fundada en 1894. En la actualidad, esta destilería es una de las mayores productoras de bebidas destiladas de fruta en Chequia y produce bebidas especiales como el aguardiente de ciruela kosher o la bebida destilada de frambuesas, de frutos del serbal común y serbal de los cazadores.

Otra de las joyas gastronómicas de la región son los quesitos curados de Olomouc, llamados Olomoucké tvarůžky. El sabor picante y el olor de las tartitas doradas de queso curado sorprenden a todos los sibaritas. Los quesitos de Olomouc se fabrican a partir de requesón modificado y todo el proceso de curación es natural. El sabor inconfundible lo adquieren gracias a las condiciones geográficas y naturales de la zona de Haná. Un papel importante lo tienen los bosques aluviales y el agua de la piedra caliza. Si visitas la fábrica original de quesitos en Olomouc, te contarán todo sobre su producción y su historia.

Canales relacionados

Sabores
Una Semana Santa verde y dulce en Chequia

Entre huevos de Pascua, Judas dulces y cervezas verdes se vive la Semana Santa en Chequia. En esta fiesta, en la que los rituales religiosos y paganos se mezclan con naturalidad, se despliega una serie de tradiciones y especialidades gastronómicas que animan los mercadillos propios de esta fecha (este año no habrá) y también los hogares.

 

Cultura Sabores
Svatý Florian, joya de la tradición cervecera checa

Quien es aficionado a la cerveza, sabe que en Chequia esta bebida alcanza el estatus de veneración, encontrándose totalmente inmersa en la cultura y la vida cotidiana de la población. No es casualidad por tanto, que sea el país de nacimiento del estilo de cerveza más popular del mundo, las Pilsen.

Aventura Experiencia viajera Sabores
Comer como checo: las bebidas que mejor acompañan cada platillo

Si vas a seguir las costumbres checas al pie de la letra, no te puedes saltar el capítulo de las bebidas espirituosas, porque “donde fueres, bebe lo que vieres”.

Sabores