ZLÍN: Tras los pasos de los zapatos Bata

Los amantes de la arquitectura funcionalista y los urbanistas, además de los fanáticos de los zapatos y su historia, deben agregar a su recorrido por Chequia una visita a la interesante ciudad de Zlín, corazón del imperio zapatero que creó su vecino más famoso: Tomáš Baťa.

Por: Jess Garbarino

Publicado: Abril 02, 2020

El peculiar aspecto de la ciudad de Zlín, muy diferente a otras ciudades medievales o industriales checas, con sus edificios funcionalistas en forma de cubiletes de ladrillo rojo, se explica por su relación con la industria del calzado y más precisamente con la empresa que fundó Tomáš Baťa en 1894 y que más tarde vendió a su hermano Jan Antonin.

Cuando Tomáš Baťa instaló su fábrica de zapatos, la ciudad de Zlín tenía alrededor de tres mil habitantes, pero el éxito de la empresa provocó su rápido crecimiento. Durante la Primera Guerra Mundial, el ejército austrohúngaro calzó las botas que se producían en la ciudad y, luego de la contienda, la prosperidad se hizo más evidente todavía. Inspirado por los ideales de Henry Ford, el empresario checo hizo que sus trabajadores se beneficiaran con la bonanza, al punto que fue elegido alcalde de la ciudad y tuvo oportunidad de llevar a la práctica sus iniciativas sobre urbanismo y arquitectura, contratando a expertos de la época para su desarrollo. Así, el trazado urbanístico de Zlín se basó en dos teorías modernistas muy celebradas por aquella época: el movimiento de Ciudad Jardín ideado por Ebenezer Howard, aunque adaptado para girar en torno a una industria en expansión, y las concepciones funcionalistas de Le Corbusier.

El resultado es que hoy Zlín, ubicada a 300 kilómetros de Praga, con unos 80 mil habitantes, es la única ciudad de estilo estrictamente funcionalista de toda Europa.

Imperdibles de los pies a la cabeza

Rascacielos Baťa o Edificio 21: Construido en 1937 para albergar las oficinas centrales de la empresa de calzado, con sus 16 plantas que suman 77.5 metros de alto, se convirtió en su momento en el edificio más alto de Checoslovaquia y el tercero de Europa. Jan Antonin Baťa le encargó el proyecto al arquitecto Vladimir Karfik y el diseño tenía la peculiaridad de albergar su oficina en un elevador de 36 metros cuadrados de superficie, acondicionado incluso con lavabo, que permitía al empresario moverse por las diferentes plantas de la compañía. El edificio fue acondicionado para funcionar en la actualidad como sede del gobierno de la región de Zlín, aunque se puede visitar la oficina móvil de Baťa y también la azotea, que ofrece una interesante panorámica de la ciudad.

14/15 Instituto Baťa: Dos edificios que formaban parte de la fábrica de calzado Bata fueron transformados en un moderno centro educativo y cultural. Allí se encuentra una Galería de Arte, con obras nacionales y extranjeras, incluidos trabajos de Alfons Mucha. También se puede visitar el Museo de Moravia del Sudeste, donde se aprecia la arquitectura de las casas unifamiliares de los obreros, construidas en la ciudad por encargo de Baťa. Además del Museo del Calzado, dedicado a la historia de la fabricación de zapatos en Zlín, con una extensa colección de piezas de todos los tiempos y todas partes del mundo, herramientas y máquinas utilizadas en esta industria.

Gran Cine: Inaugurado en 1933, llegó a ser el cine más grande de Europa, con más de 2,500 butacas, y tenía una enorme pantalla de nueve metros de ancho por siete de alto. En la actualidad, la sala es sede del Festival Internacional de Cine para Niños y Jóvenes.

Distrito de Letná: Los amantes de la arquitectura y el funcionalismo disfrutarán un paseo por este barrio de la ciudad de Zlín, que es un excelente ejemplo del tipo de construcciones y viviendas, con fachadas de ladrillos a la vista, que la fábrica de calzado Bata mandaba a construir para que vivieran los trabajadores con sus familias.

Mansión de Tomáš Baťa: La casa del famoso empresario se terminó de construir en 1911 y el diseño estuvo a cargo del arquitecto checo Jan Kotěra, profesor de la Academia de Bellas Artes de Praga. La vivienda fue expropiada en 1945 por el régimen comunista y, tras la caída del Telón de Hierro, se restituyó a Tomáš J. Baťa, hijo del fundador de la empresa. Hoy funciona como sede de la Fundación Tomáš Baťa.

Memorial de Tomáš Baťa: El arquitecto František Lydie Gahura creó en 1933 este edificio destinado a conmemorar los éxitos del empresario y filántropo Tomáš Baťa, quien murió inesperadamente en un accidente de aviación en 1932, cuando la obra ya estaba en marcha. Se considera una obra maestra del constructivismo y, desde 1955, funciona como sede de la Orquesta Filarmónica Bohuslav Martinů.

 

 

 

Canales relacionados

Experiencia viajera
Mis experiencias checas preferidas

Existe una creencia tácita entre los viajeros: el que ha visitado más países gana. Sin embargo, el viajero encuentra la verdadera grandeza en los momentos, los lugares y las sensaciones plenas. Esto es lo que te lleva a alcanzar el éxito en el viaje. Los destinos se cuentan por los recuerdos inolvidables.

Experiencia viajera
Royal Golf Club Mariánské Lázně: swing real

Para los que combinan sus viajes con deporte, para quienes buscan aprender a jugar golf, para aquellos que saben que no se pueden perder la oportunidad de probar su destreza en el mejor campo de Chequia y uno de los pocos con el sello “Royal” que hay fuera de Gran Bretaña: el Royal Golf Club Mariánské Lázně, fundado en 1905.

Experiencia viajera
Chequia en tren

Viajar en tren por Europa es una experiencia sumamente confortable y una forma práctica de conocer más a un precio razonable… y Chequia no es la excepción. Descubre el sistema de pases para ahorrar viajando.

Experiencia viajera