Guía básica - Qué ver en PRAGA

Los 10 lugares imprescindibles de la zona Unesco de la ciudad. Si planeas viajar a Praga y te preguntas qué ver, toma nota de estas recomendaciones.

Por: Jess Garbarino

Publicado: Abril 06, 2021

El centro histórico de Praga, que comprende la Ciudad Vieja (Staré Město), la Ciudad Nueva (Nove Město) y la Ciudad Pequeña (Malá Strana), fue construido entre los siglos XI y XVIII, convirtiéndose en uno de los conjuntos arquitectónicos más bellos de Europa. Para garantizar su preservación, en 1992 la Unesco decidió incorporarlo en su lista de Patrimonio Cultural de la Humanidad. Cuando viajes a Praga no dejes de visitar estos 10 lugares imprescindibles, donde encontrarás actividades divertidas e inolvidables.

1. Castillo

El Castillo de Praga es el conjunto arquitectónico más famoso de la zona Unesco de la ciudad y el principal de los 10 lugares imprescindibles que ver durante tu visita. Abarca la Catedral de San Vito, el convento de San Jorge y el Palacio Real, entre otros edificios. Allí vivieron reyes de Bohemia, emperadores y presidentes checos. Los visitantes pueden optar por diferentes circuitos para recorrer los diferentes edificios que componen el conjunto, según la cantidad de tiempo que dispongan.

2. Callejón del Oro

Escoltado por coloridas casas de pequeñas dimensiones, el pintoresco callejón lleva ese nombre gracias a los orfebres que lo habitaron por largo tiempo, aunque originalmente las casitas fueron construidas para albergar a los guardias reales. Hoy en el Callejón del Oro (Zlatá ulička) se pueden ver tiendas donde ofrecen marionetas, cristal de Bohemia y otras artesanías. Una de las casas está acondicionada como una especie de museo donde se pueden ver antiguos objetos relacionados con el cine. Además, en la casa que lleva el número 22 vivió la hermana de Franz Kafka.

3.Jardines del Senado

Algo escondidos, el Palacio y los Jardines de Wallenstein, también conocidos como Jardines del Senado, fueron construidos con toda opulencia, para opacar al Castillo (que se puede vislumbrar en lo alto). La entrada a este remanso de calma se encuentra a un lado de la estación Malostranská del metro.

4.Monasterio de Strahov

Si se sube hacia el Monte Petrin, dejando atrás el Castillo, se obtienen algunas vistas espectaculares de la ciudad y se llega al Monasterio de Strahov, donde es una excelente idea entrar para conocer su magnífica biblioteca, en especial el Salón Teológico y el Salón Filosófico, además de sus bellos estucos.

5.Puente de Carlos

Imprescindible en la lista de los 10 lugares que ver en Praga. El puente más antiguo, emblemático y bello de Praga, donde cada día se dan cita músicos, artistas, fotógrafos de bodas y una enorme cantidad de turistas. Con sus 16 arcos, sus 30 estatuas barrocas y sus tres torres, atraviesa el río Moldava para unir Malá Strana con Staré Město. Dicen por ahí que es buena idea pedir un deseo con la mano izquierda en la estatua de Juan Nepomuceno.

6.Isla de Kampa

Uno de los rincones con más encanto de la ciudad es una especie de isla artificial, ubicada sobre el río Moldava y rodeada por un canal que aún conserva antiguos molinos de madera. Así, aparte del Molino del Gran Prior, allí se puede ver el Muro de John Lenon, que se convirtió en símbolo de libertad durante la época del comunismo, el Museo Franz Kafka, el Museo Kampa, de arte conemporáneo, y también la famosa “calle más angosta del mundo”, con su semáforo para evitar contratiempos al intentar atravesarla.

7.Plaza de la Ciudad Vieja

Punto neurálgico de Praga, que siempre bulle de actividad, y lugar por donde pasan sin falta todos los turistas que visitan la ciudad. Quizá el edificio más bonito en torno a la plaza sea la iglesia Nuestra Señora de Týn, con las agujas de sus torres apuntando al cielo. Sin embargo, el Ayuntamiento, con su famoso reloj astronómico del siglo XV, es la joya que más llama la atención y un lugar que ver sin falta en tu recorrido por la zona protegida por la Unesco.

8.Torre de la Pólvora y Casa Municipal

Ennegrecida por el paso del tiempo, la torre gótica que data de 1475 era una de las entradas a la Ciudad Vieja y empezó a llamarse Torre de la Pólvora cuando se convirtió en polvorín, allá por el siglo XVII. La torre está unida por un puente cubierto a uno de los edificios de estilo art noveau más bellos de Praga, la Casa Municipal, donde se anunció el nacimiento de Checoslovaquia en 1918. 

9.Josefov y el Cementerio Judío

A un lado de Parizska, la avenida con las tiendas más exclusivas de Praga, se encuentra el antiguo barrio judío de la ciudad, también conocido como Josefov. Además de las Sinagogas Española, de estilo morisco, y Vieja-Nueva, que es una de las más antiguas de Europa, hay que ver el famoso Cementerio Judío, donde fueron sepultadas más de 100 mil personas con una profundidad de hasta 12 pisos.

10.San Wenceslao

El corazón de la Ciudad Nueva es la enorme Plaza de Wenceslao, en cuyo extremo se encuentra el Museo Nacional y en su centro se levanta una estatua ecuestre del patrono de Chequia, San Wenceslao. En torno a la plaza se encuentra la zona más comercial de Praga, varios hoteles, restaurantes y otros puntos de interés como la Ópera Estatal y el Pasaje Lucerna, donde el artista David Černý recreó la estatua de San Wenceslao en su muy controversial estilo.

Explora más:

PRAGA: LA CAPITAL A FONDO

INAGOTABLE PRAGA: PARA VIAJEROS EXPERTOS

 

Conoce a los personajes más famosos:

PRAGA, CON NOMBRE Y APELLIDO

 

 

Entre marionetas y maquetas, mariposas y mineros

Algunos museos de Chequia nos ofrecen colecciones tan sorprendentes que nos obligarían a retornar otra vez al destino o quedarnos más tiempo para poder conocerlos. Los hay repartidos desde Praga a Cesky Krumlov pasando por el este y el oeste.

Arte Cultura Experiencia viajera
Praga: la capital a fondo

Praga es un verdadero tesoro histórico, pero al mismo tiempo una ciudad que se reinventa constantemente. Ubicada en la región central, que toma su nombre, su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y es una de las capitales más visitadas a nivel mundial. Descubre los secretos de la magnífica Praga más allá de la plaza de la Ciudad Vieja.

Arquitectura Arte Consejo de local Experiencia viajera
Lujo y austeridad: dos casas funcionalistas de Praga

Las villas Müller y Rothmayer resultan dos excelentes ejemplos de la arquitectura funcionalista. Sin embargo, ambas se basan en ideas muy diferentes: la primera en la excelencia de las materias primas –sin reparar en gastos– y la segunda en el reciclaje y el ahorro. Ambas están abiertas al público.

Arquitectura Arte Cultura Diseño Experiencia viajera