COSTUMBRES CHECAS: ¡Locos por los récords!

Desde el abismo más profundo a la torre de iglesia más alta. Desde el castillo más visitado a la temperatura más baja de la historia. Desde el estadio más grande a la ciudad con nombre más corto. Bate tu propia marca: descubre los récords más desafiantes y también los más absurdos de Chequia.

Por: Jess Garbarino

Publicado: Mayo 02, 2021

Si las comparaciones son odiosas y la competencia es sana, entonces los récords pueden calificarse como divertidos, curiosos, interesantes y hasta extravagantes. Los checos son aficionados a superar los límites y dejar constancia de sus logros. Compruébalo revisando esta lista de récords checos, donde la palabra “más” es por mucho la más repetida.

Extremos geográficos

Aunque el territorio puede parecer pequeño, el corazón checo es grande y los récords que ostenta, muchos.

  • Chequia tiene 78.870 kilómetros cuadrados, por su superficie ocupa el lugar 115 del mundo: su tamaño se puede comparar con Panamá, que cuenta con 78.200 km2; con Castilla la Mancha en España, 79.461 km2; con el estado de Jalisco en México, 78.588 km2; con la provincia Entre Ríos en Argentina 78.781 km2 y con el departamento de Cuzco en Perú 71.986 km2.

  • De oeste a este Chequia mide 493 kilómetros y de norte a sur, 278 kilómetros.

  • La frontera checa más larga es la que comparte con Alemania y tiene una extensión de 815 kilómetros; sigue Polonia con 762 kilómetros.

  • El abismo más profundo de Chequia es Hranice con –244,5 metro. Se trata de una sima que también tiene el récord de ser la cueva sumergida y la cueva de agua dulce más profunda del mundo. Hasta hace poco, la profundidad confirmada de esta sima era de 473,5 metros, de los cuales 404 están bajo el agua. Un buzo logró llegar hasta los 265 metros de profundidad. Sin embargo, una nueva investigación, arroja unos resultados geofísicos que sugieren que el abismo de Hranice podría tener hasta 1 kilómetro de profundidad. La cueva sumergida se encuentra en la Reserva Natural Nacional Hůrka u Hranic, en la Región de Olomouc.

  • El pico más alto de Chequia es Sněžka, con 1602 metros.

  • El lago más grande de Chequia es Černé jezero de 18,4 hectáreas y una profundidad de 39,8 metros.

  • El manantial de agua termal más caliente es el geiser de Karlovy Vary, de 72ºC.

  • Dos ciudades comparten el mérito de tener el nombre más corto: Aš y Eš.

  • El nombre de ciudad más largo es Nová Ves u Noveho Města na Morave o milovníky průměrů všeho druhu lze prozradit, že průměrná délka názvu obce v republice je 8,77 znaku.

  • El nombre del pueblo más usado en Chequia es Lhota, de modo que cuando alguien diga que vive en Lhota, es necesario estar muy atento, pues 31 pueblos o partes de ciudades llevan ese apelativo.

  • La temperatura más baja del país, de –42,2ºC, se registró en Litvinovice, České Budějovice el 11 de febrero de 1929.

  • La temperatura más alta, +40,4ºC, se registró en Dobřichovice, al oeste de Praga, el 20 de agosto de 2012.

Ciudades y turismo, al máximo

Además de contar con algunas de las ciudades y pueblos más hermosos del mundo, que los viajeros aman visitar, Chequia tiene varios récords domésticos en materia de arquitectura, urbanismo y turismo.

  • La torre más alta de Chequia está en Praga y es la Tower Park, con 220 metros, ubicada en el barrio de Žižkov.

  • La torre de iglesia más alta es la de la catedral de San Bartolomé en Pilsen, con 102 metros. La segunda posición la tiene la catedral de San Wenceslao de Olomouc, con 100,65 metros, y la tercera la catedral de San Vito, en Praga, con 96,6 metros.

  • La torre de ayuntamiento más alta es la de Ostrava, con 73 metros.

  • Chequia cuenta con la red más densa de señales turísticas de la Unión Europea: con un total de 43.000 kilómetros de rutas señalizadas.

  • El lugar más visitado en Chequia durante 2019 fue el Castillo de Praga, con 2.587.000 personas. El segundo puesto lo tiene el funicular de la colina de Petrin, en Praga, con 2.300.000 pasajeros.

  • El castillo checo más visitado fuera de Praga durante 2019 fue Lednice, con 389.000 entradas. Le sigue muy de cerca el castillo de Český Krumlov, con 386.000 visitas. Mientras el tercer puesto es para el castillo de Hluboká, con 293.000.

  • La plaza más grande de Chequia está en Praga y es la Karlovo náměstí, con una superficie de 79.650 m2, seguida por Václavské náměstí, de 45.000 m2.

  • La plaza cuadrada más grande de Chequia está en České Budějovice y tiene 133 metros por cada lado, además de contar con la fuente más grande del país.

  • El estadio más grande de Chequia y, según el libro Guinness, también el de mayor superficie del mundo, es el estadio de Strahov, que se encuentra en Praga. Tiene capacidad para 250.000 personas, de las cuales 56.000 pueden estar sentadas. Cuenta con 62.876 m2.

Marcas extravagantes

Claro que el momento más divertido de cualquier lista de récords es cuando se llega al punto de enumerar las marcas más absurdas registradas por gente con gran creatividad y algo de tiempo libre. Los checos han logrado batir algunos récords desafiantes y desopilantes.

  • El 10 de junio 2005, Lukas Safranek logró meter en su boca 160 pajitas (popotes, pitillos, sorbetes, bombillas).

  • Vit Ryšánek estuvo en 366 confluencias de ríos, riachuelos y arroyos: 326 en Chequia y los restantes 40 en otros 12 países de Europa. Consiguió este récord entre 1986 y 2020.

  • David Vencl rompió el récord de natación bajo hielo en enero de 2020, tras recorrer 80 metros sin ningún tipo de equipo especial, con temperaturas bajo cero, en la ciudad de Teplice.

  • La cuarentena le sirvió a Vlastimil Dvoraceýk para conseguir correr un maratón en el circuito más corto. Vlastimil preparó en su casa un circuito de 13,46 metros y tardó 5:54:36 horas en recorrer 42 kilómetros desde su salón, por el pasillo, a la cocina y el comedor, para lo cual debió dar 3,135 vueltas. Un aspecto interesante es que debió cambiar la dirección del recorrido cada 100 vueltas para evitar que se cargue su aparato locomotor.

  • Como parte de su proyecto privado "Ultra 26", Ondřej Švirák de Sokolov pudo conquistar 26 ultra maratones en 26 estados en 6 continentes durante un año calendario en el que celebró su 26 cumpleaños. Así, pasó 196 días de viaje, recorriendo 42 países. Durante los ultra maratones, corrió y caminó un total de 1231,2 kilómetros en 161 horas de tiempo puro, mientras superaba una elevación de 38.547 metros.

  • Otro récord conseguido en cuarentena: un niño de 12 años logró hacer el sobre más pequeño. La miniatura tiene 3 milímetros de ancho y, abierto, una altura de 4 milímetros. El niño usó una hoja de papel normal y palillos para doblarlo.

  • Michal Seidl y Radka Benšová, de OpenTechLab, construyeron la robot humanoide Matylda, que viajó sola, haciendo autostop, desde Jablonec nad Nisou a Pelhřimov. El viaje de Matylda comenzó el 31 de octubre de 2018 a las 2 de la tarde y llegó a la meta el 7 de noviembre a las 16:10. La distancia entre las dos ciudades por carretera es de 200 kilómetros, sin embargo, Matylda recorrió 1.718 kilómetros. Aún así, llegó relativamente completa (sin faltar partes esenciales) y al mismo tiempo "viva”. Por lo tanto, cumplió con éxito todas las condiciones del experimento y, una vez finalizado, se instaló en la exposición del Museo de Récords y Curiosidades de Pelhřimov.

  • Roman Steklý bebió con pajita 120 mililitros del ketchup dulce en 18,73 segundos. A la vez intentó batir este récord su hijo, que finalmente no lo consiguió…

  • Jaroslav Nemec se comió 9.158 larvas de cochinilla secas en 30 minutos 55 segundos.

  • En el pueblo Nove Veseli organizaron una gala para celebrar la inauguración de su circunvalación. Para el evento tejieron una bufanda de 5.064 metros de largo y 20 centímetros de ancho que colocaron en la circunvalación. Participaron 85 mujeres, que pasaron tejiendo casi 4 años, en los cuales organizaron 4 encuentros para intercambiar materiales y experiencias.

  • Jan Šebek, de Ořech, donó al Museo de Récords y Curiosidades de Pelhřimov una lavadora hecha a mano que ha estado en funcionamiento durante 59 años. La lavadora fue hecha en 1957 por Richard Šebek con una mesita de noche, el motor de una máquina agrícola, una pieza de manguera y una hoja de metal.

  • Vlastimil Novotný, de Jihlava, miembro de la Asociación de Turistas Cerveceros, degustó 7.777 cervezas de diferentes marcas y tipos. Todas las degustaciones, de 4.637 cervezas checas y 3.140 extranjeras, fueron públicas, con testigos e inscriptas en un diario de degustaciones. La última cerveza degustada fue la Tentación de la fábrica Pacov. Las degustaciones tuvieron lugar entre 1986 y 2019, cuando se registró el récord.

  • Marcel Orsulík bebió su tarro de cerveza de medio litro en apenas 2,1 segundos.

  • Jaroslav Dolezal, de Ostrava, subió por primera vez al pico Lysa Hora el 10 de diciembre del 1961 y, desde entonces, volvió a escalarlo 6.134 veces. El recorrido más común es de 10 kilómetros con un desnivel de 964 metros, aunque últimamente usó el recorrido de 7,6 kilómetros con un desnivel de 911 metros. La mayoría de las veces alcanzó el pico a pie, 200 veces en esquíes y 106 en bicicleta.

  • Bohumil Bob Divílek, de Zlín, una leyenda del culturismo checo de 73 años, hizo 100 flexiones en 51,19 segundos.

Un banco y un museo

Los checos cuentan con su propia organización, llamada Agentura Dobrý den, que registra récords nacionales en la ciudad de Pelhřimov, en la región de Vysočina. Los récords conseguidos se guardan en el banco de récords checos, que contiene miles de objetos y decenas de miles de fotos. Los récords se dividen en decenas de categorías que incluyen todas las áreas que te puedes imaginar: personas y sus capacidades, deporte, comida y bebida, miniaturas, ciencia, pueblos, Chequia como país. Los récords pueden ser llevados al cabo por personas individuales, grupos, escuelas, ciudades, empresas, asociaciones… hay muchísimas formas de poder conseguir una inscripción.

La inscripción es muy fácil: solo hay que rellenar un formulario en línea donde informas a los organizadores y el jurado en qué piensas conseguir tu récord, cuándo y dónde.

Otra cosa interesante es que del banco de los récords se extrae documentación para la publicación del Czech Book of Récords (Libro de récords checo).

Cabe mencionar también que en Pelhřimov se encuentra el Museo de los Récords con más de 500 objetos expuestos, los más grandes, más pequeños, más largos, más pesados… entre los objetos más interesantes podríamos ver un cepillo de dientes de 3,05 metros, una cacerola para preparar sopa con una capacidad de 2.300 litros o la moto más pequeña en Chequia que es del tamaño de una botella de cerveza y alcanza una velocidad de hasta 50 kilómetros por hora.

Además, conserva colecciones curiosas como una de más de 90 objetos hechos con cerillas y cabezas de cerillas o la epopeya eslava, 222 veces más pequeña que la original de Alfons Mucha. 

¿Se te antoja batir alguna marca? Sin lugar a duda, Pelhřimov es el lugar para lograrlo.

Petr y Markéta te platican, con acento checo, sobre los récords de Chequia.

Escúchalos aqui.

Canales relacionados

Cultura Cultura
Culto a las marionetas

Si tienen oportunidad, no se pierdan un espectáculo de marionetas en un viaje a Chequia. Da igual que no entiendan lo que dicen los personajes, lo importante es ver la relación especial que se produce entre  lo que ocurre a uno y otro lado del escenario.

Aventura Cultura Diseño Patrimonio
Conoce República Checa a través de la Literatura

Comienza a disfrutar de tu viaje a República Checa incluso antes de salir de casa. Con estos 10 libros conocerás un poco mejor la historia del país y muchas curiosidades de la mano de algunos de los mejores escritores checos.

Café literario Cultura Sueño
Descubre el Brno más underground

Brno es una ciudad  temeraria, poética, tiene sentido del humor y vive a su propio ritmo. Experiencias inolvidables esperan a los interesados en descubrir la escena underground de Brno: garitos alternativos, pistas literarias y bares emblemáticos.

Arte Aventura Café literario Cultura Experiencia viajera Sabores