Una Semana Santa verde y dulce en Chequia

Entre huevos de Pascua, Judas dulces y cervezas verdes se vive la Semana Santa en Chequia. En esta fiesta, en la que los rituales religiosos y paganos se mezclan con naturalidad, se despliega una serie de tradiciones y especialidades gastronómicas que animan los mercadillos propios de esta fecha (este año no habrá) y también los hogares.

 

Por: Pepa García

Publicado: Marzo 25, 2021

Todos anhelamos desde que estamos en edad escolar la llegada de la Semana Santa, un periodo que se convierte en motivo de alegría porque se relaciona con vacaciones y reencuentros familiares. Sin embargo, así como la época navideña aparece envuelta de luz y alegres canciones, la Semana Santa en España se relaciona más con imágenes de emoción, penitencias, personas que cubren su rostro o se infringen dolor. Pero, ¿es así también en Chequia? Te invitamos a conocer sus costumbres más arraigadas y a sumarte realizando algunas de ellas desde casa.

Cuándo empieza la Semana Santa en Chequia

En la República Checa la Semana Santa comienza oficialmente el Jueves Santo, que allí aparece en el calendario como Jueves Verde, y finaliza el Lunes de Pascua. En estos pocos días se festeja de múltiples maneras la despedida del oscuro invierno y el comienzo de la primavera, un periodo de renacimiento vital. Las curiosas tradiciones de estas fechas dan inicio el Miércoles de Ceniza (Popeleční středa), una jornada austera en la que no se debe ir de compras o cocinar. Sin embargo, hay una excepción ya que sí es recomendable preparar los Judas (jidáše), unos dulces en forma de trenza o nudo que se pintan con miel y que recuerdan a la traición de Cristo por parte de este apóstol.

Judas dulce de Semana Santa en Chequia

Por su parte, el Jueves Santo (Zelený čtvrtek) debe estar teñido obligatoriamente por el color verde, como símbolo de la primavera. Así, lo habitual es comer espinacas, ortigas, cebollino, etc. Y, por supuesto, la cerveza también se fabrica de color verde. Cervecerías como Starobrno incluso preparan una edición especial. Si cumples la norma del verde, la buena salud te acompañará todo un año.

Entre las curiosidades que acompañan al Viernes Santo (Velký pátek) está la prohibición de trabajar en el campo, ya que podrías molestar a Jesucristo y tendrías una mala cosecha. Dice la leyenda que ese día se abren las rocas para que lo necesitados encuentren los tesoros del interior de la Tierra. Relacionado con ese juego de búsqueda está ahora también la práctica (de origen anglosajón), de esconder huevos de chocolate para que los niños checos los localicen por la casa o el jardín.

 

Cerveza verde en Semana Santa.

Durante el fin de semana las tradiciones continúan sorprendiendo: el Sábado Blanco (Bílá sobota), una jornada de meditación, es habitual preparar mazanec (pan dulce), y el Domingo de Resurrección, el día más importante para los católicos, las chicas decoran los huevos de Pascua y los muchachos realizan trenzas con ramas de sauce llorón que adornan con lazos de color. Ese domingo ya se puede comer carne y suele abundar el conejo o el cordero al horno, quien no tenga este último siempre puede hacerlo dulce (beránek) con una masa de pan y posteriormente bañarlo de chocolate o espolvorearlo con azúcar glas.

Corderito de pan de Semana Santa en Chequia

 

Para despedir la Semana Santa en Chequia, el Lunes de Pascua los jóvenes azotan simbólicamente a las mujeres con las trenzas de sauce que te comentamos previamente, ya que con este ritual se rejuvenece a las chicas y se les regala belleza para todo el año. A cambio, las chicas gentilmente les regalan los huevos de Pascua que han decorado.

La mesa de Semana Santa en la República Checa

Aunque ya te hemos apuntado algunos de los platos tradicionales en Semana Santa, te ampliamos la lista con los principales. Recuerda: el Judas dulce del Miércoles de Ceniza, la comida verde del Jueves Santo, platos de pescado o sopas el Viernes Santo (no se puede comer carne), mazanec (pan dulce) el Sábado Santo y cordero al horno el Domingo de Resurrección. Por último, los huevos son los protagonistas del Lunes de Pascua, ya que se consideran un gran símbolo del renacer de la naturaleza.

Si quieres hacer tus pinitos en la cocina, te dejamos dos recetas sencillas en estos links:

Relleno de Pascua. Pastel de carne ahumada con albahaca, ortiga y otras hierbas aromáticas.
Corderito dulce. Masa de bizcocho con forma de cordero y espolvoreada con azúcar glas o con un baño en chocolate.

 

Taller de huevos de Pascua.

Cómo hacer y decorar en casa los huevos de Pascua

Retomamos uno de los ingredientes fundamentales de la Semana Santa de la República Checa, el huevo, para contaros el proceso que se debe seguir para decorar los huevos de Pascua.
¿Vale cualquier huevo? En principio, sí, aunque en los de cáscara blanca se observarán mejor las estampaciones. Habitualmente se emplean huevos cocidos pero si quieres que te dure mucho tiempo es aconsejable que esté vacío. En lo que te tienes que emplear a fondo es en la decoración, cuanto más imaginativa mejor pero también existen unas técnicas tradicionales con las que te aseguras que te quede bien sí o sí. En Chequia cada región tiene sus preferencias, pero si es tu primera vez, bastará con recopilar el siguiente material y seguir los pasos.

Material: Cacerola, piel de cebolla roja, unas medias que no quieras y hojitas de arbustos o árboles que recojas en el parque.

Como hacer huevos de pascua en casa

Pasos a seguir para preparar los huevos de Pascua:

1. Cuece la piel de la cebolla en la cacerola durante media hora hasta que suelte el color.

2. Lava el huevo y coloca unas hojitas encima. Luego introduces el huevo en la media y lo ajustas para que no se muevan las hojas dentro de la malla.

3. Echa un puñado de sal al agua de las cebollas y mete los huevos crudos dentro para que se vayan cociendo durante 10 o 12 minutos. Con la sal evitas que se rompa la cáscara.

4. Cuando pase el tiempo, apaga el fuego y déjalo enfriar.

5. Saca los huevos de las medias y sécalos con cuidado. Verás que se han marcado las formas de las hojas en la cáscara. Puedes frotarlos con aceite o mantequilla para que queden brillantes.

Esta es la forma tradicional pero encontrarás decenas de tutoriales para decorar los huevos con pintura, purpurinas, etc. Si tienes hijos, esta es una actividad muy entretenida y creativa para hacer en familia durante las vacaciones de Semana Santa.

Huevos de pascua decorados de forma tradicional

 

Si quieres seguir leyendo sobre tradiciones checas o rutas viajeras, continúa con los siguientes artículos:

Aprende a vivir la Navidad como un checo en solo cinco pasos.
Carnavales en Chequia, una tradición que ha conquistado a la Unesco.

 

Canales relacionados

Cultura Sabores
Terezín, no olvidar para no repetir

A menos de una hora al norte de Praga se encuentra el único campo de concentración de la época nazi en el territorio checo: Terezín. Es importante conocer las partes más truculentas de la historia para evitar que se repitan, olvidarlo podría ser un craso error. Además al visitarlo sorprenden algunos aspectos tanto de la fortaleza como de la población que estuvo allí recluida.

Cultura Experiencia viajera
¿Conoces estos inventos y descubrimientos con firma checa?

Los inventos y descubrimientos no sólo nos llenan de orgullo cuando los realizan nuestros compatriotas, sino que también aportan pistas sobre periodos concretos de la historia de un país. En esta ocasión viajamos a la República Checa para conocer los inventos con sello checo, además de las mentes brillantes responsables de esos hallazgos que nos han facilitado tanto la vida. 

Cultura
Lujo y austeridad: dos casas funcionalistas de Praga

Las villas Müller y Rothmayer resultan dos excelentes ejemplos de la arquitectura funcionalista. Sin embargo, ambas se basan en ideas muy diferentes: la primera en la excelencia de las materias primas –sin reparar en gastos– y la segunda en el reciclaje y el ahorro. Ambas están abiertas al público.

Arquitectura Arte Cultura Diseño Experiencia viajera